27
JAN
2013

La mejor manera de aprender idiomas es desde la cuna

CUANTO ANTES, MEJOR

El cerebro  de los niños tiene una enorme capacidad para aprender y asimilar toda clase de conocimientos. En los primeros años de vida se produce el proceso de generación e interconexión de miles de millones de neuronas, algo que ya ha comenzado incluso en la etapa fetal  y que continúa con un ritmo algo menor hasta  los 8 años. Durante este proceso los niños aumentan día a día su inteligencia, su capacidad para el lenguaje, su razonamiento lógico, su memoria, etc.

Entre las habilidades que pueden adquirir los niños con gran facilidad, casi como jugando, se encuentran las habilidades lingüísticas.  Aprenden rápido  y son capaces de dominar un idioma con una perfección casi absoluta en la pronunciación.  Algo que en las etapas adultas es imposible.

Desde la guardería,  desde casa con una persona que le hable en otro idioma, los más pequeños van a conseguir un plurilingüismo que los adultos no podemos. Según los expertos, el cerebro de los menores de 12 años no ha asimilado totalmente como propia la estructura lingüística de su lengua materna.  Así, es capaz de aprender y organizar en el cerebro diferentes estructuras lingüísticas y fonemas. Su cerebro no tendrá que “traducir” de una lengua a otra.

 Para los niños el hecho de tener que estar desconectándose de un idioma para conectarse a otro produce una madurez  y ejercita el cerebro para que trabaje más rápido. Un “sobre esfuerzo” que le va a reportar grandes beneficios. Un estudio de la Unión Europea presentado en el 2006 concluye que, al aprender nuevos idiomas,  se desarrolla su competencia lingüística,  se asimilan mejor todas las lenguas, incluida la materna y los niños  conocen otras culturas y modos de pensar que pueden ayudar en su desarrollo general.  La misma UE, en el estudio, asegura  que  “el aprendizaje temprano, para que sea adecuado, no puede dejarse solamente en manos de los profesores y las escuelas”.

Según la mayoría de los especialistas la mejor edad para aprender una lengua es entre los 2 y los 12 años.  Conclusión: posponemos demasiado la inmersión de nuestros hijos en idiomas como el inglés, porque cuando empezamos a enviarles al extranjero es un poco tarde.

Como es muy difícil que un niño de menos de 11 años quiera viajar y vivir sin sus padres, os proponemos dos soluciones.

Los cursos en familia, en la que los padres tienen la oportunidad de mejorar su nivel de inglés a la vez que ofrecen a los pequeños la oportunidad de aprender una pronunciación que nosotros no vamos a conseguir. Lugares de playa, en apartamentos y casas rurales de Inglaterra e Irlanda, dan a las familias la oportunidad de disfrutar de un verano diferente. Si alquilamos un apartamento en una playa de España, ¿por qué no hacerlo ahora en alguno de esos dos países? Los niños pequeños aprenden jugando en otro idioma, los medianos- al igual que los padres- recibiendo clases y todos viviendo una experiencia de inmersión lingüística,  practicando  con vecinos, tenderos y amigos nuevos, que  se pueden hacer en lugares donde disfrutan de sus vacaciones también las familias británicas a irlandesas.

La otra opción es llevar el bilingüismo a casa con una Au Pair.  Cuidará de los niños, jugará con ellos, les ayudará en las tareas escolares hablándoles en otro idioma. Un ayuda con los niños que, además, puede convertirse para los padres en una manera de practicar y mejorar en el aprendizaje de otras lenguas. 

Para nuestro hijos dominar idiomas va a ser una obligación,  no sólo un complemento a su formación. Vivimos ya en un mundo global que se comunica en inglés, es la lengua más usada en internet, la base de la comunicación para las transacciones comerciales y lenguaje de la ciencia y la tecnología, las publicaciones más prestigiosas se hacen en inglés.

Pero no descartéis, por difícil que os parezca, el chino como tercera lengua.  Es la más hablada  y una apuesta por el futuro.  Y aquí sí que la mejor la solución para la inmersión desde muy pequeños es tener una Au Pair en casa.

Apostar por el multilingüismo es una de las mejores maneras de garantizar un buen futuro laboral a tus hijos.

Speak&Go Idiomas te ofrece programas en familia para que mayores y pequeños podáis disfrutar de unas buenas vacaciones en inglés

  1. Rocio Reply

    Muy interesante. Sin lugar a dudas un niño tiene más facilidad para aprender un nuevo idioma. Por tal motivo se han implementado diferentes alternativas para llevar a cabo el aprendizaje en edades tempranas.

Leave a Reply

*

captcha *