24
FEB
2013

El chino, cada vez más importante

ESPAÑOL+INGLÉS+MANDARÍN= CIUDADANO

UNIVERSAL

 

La pujanza comercial de China y su cada día mayor peso económico en el escenario internacional han hecho que muchos de los ejecutivos y hombres de negocios de todo el mundo se den cuenta de que sólo con el inglés ya no es suficiente para cumplir con determinadas expectativas comerciales.

Durante mucho tiempo, el inglés se ha considerado un idioma universal. De hecho, hablamos de una lengua hablada por más de mil millones de personas y sigue siendo el idioma internacional por excelencia a la hora de hacer negocios, lo que demuestra su fortaleza internacional.

Cualquiera que quiera hacer una carrera internacional en el campo de los negocios- da igual el sector de actividad- sabe que manejar a la perfección el inglés es fundamental para los contactos, las relaciones internacionales y colocar el producto en el escaparate mundial.

Sin embargo, el peso creciente del mercado chino hoy en día ha hecho que muchos de los ejecutivos y hombres de negocios de todo el mundo se hayan lanzado al aprendizaje del mandarín. Así, en buena parte de los centros de negocios de todo el mundo dominar el chino se está convirtiendo, o se ha convertido ya, en una prioridad y una necesidad que a muchos les ha llevado a descubrir un auténtico nicho para el desarrollo de su carrera profesional.

Según la delegada de Speak & Go Idiomas en Shanghai, Amanda Wang, “el papel de la China actual en el escenario económico mundial con un PIB cada vez mayor y un posicionamiento de auténtico motor de las economías del planeta, está haciendo que cada veza más los empresarios formen a sus empleados en el aprendizaje del mandarín”.

En opinión de Wang, los españoles, y los hispano hablantes en general, “no deberían dejar de aprender mandarín porque entre este idioma, hablado por más de 1100 millones de personas en todo el planeta, y el español, que cuenta con cerca de 500 millones de hablantes, estás dominando ya gran parte del mundo. Si a eso le sumas el inglés, se puede decir que uno es ya ciudadanos universal”. Por todo ello, no es extraño que la demanda por el aprendizaje del mandarín no pare de crecer con fuerza en todo el mundo y, singularmente, en España donde son ya muchos los colegios, universidades, escuelas de negocios, escuelas oficiales de idiomas e incluso academias particulares que han empezado a enseñar esta lengua. Amanda wang reconoce que el suyo no es un idioma fácil “pero no es imposible. Yo ya he preparado a muchos alumnos en Shanghai. Todo depende de la determinación y la motivación de cada uno”, dice en un correcto español. Y apunta una poderosa razón, “China es la gran fábrica del mundo y ofrece infinitas posibilidades para los negocios, especialmente para la exportación pero, al mismo tiempo, las diferencias idiomáticas y culturales hacen imprescindible que para relacionarse con la sociedad china y el mundo de los negocios en Asia, haya que conocer el idioma y las costumbres de protocolo y educación que en esa sociedad se consideran apropiadas. Esa es, en muchos casos, la diferencia entre el éxito o el fracaso en una negociación y el resultado de un negocio”.

Si te ha interesado este artículo y quieres más información sobre nuestros cursos de inmersión en China, escríbenos. info@speakandgoidiomas.com.

Soy licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra. Tengo dos hijos, a los que, desde que nacieron, he inculcado la importancia de saber idiomas. Siempre hablo con ellos en inglés, mi segunda lengua, gracias a que desde niña he estudiado en distintos países de habla inglesa.

Leave a Reply

*

captcha *